Reset - Emprendedores y empresa

Espacio para el emprendedor y nueva empresa tecnologica

Negocios que pueden llegar a funcionar

Cada vez hay más tipos de trabajo diferentes gracias a Internet y si utilizas bien este canal sin duda podrás crear un negocio rentable y que funcione. No debes precipitarte e ir de un lugar a otro si fracasas a la primera de cambio, la constancia es fundamental para cualquier cosa y a nivel de trabajo no es diferente. Incluso si intentas priorizar tareas puede ser muy difícil mantener la concentración y saber qué es lo que más te interesa a la hora de crear tu propio negocio.

El dueño de un negocio de éxito es diligente y tiene mucho cuidado a la hora de hacer movimientos y pese a tener innumerables tareas, recuerda que solo hay tres tipos de trabajos básico dentro de una empresa:  el administrativo, el de entrega y el de creatividad, y si eres capaz de coordinarlos, todo resultará mucho más sencillo y tu cordura no correrá peligro. Hay empresarios que piensan que irse a tomar un café, de compras, a dar un paseo por la playa o ver una película en el cine es hacer novillos, pero la realidad es que eso es parte del trabajo porque es una forma de evadirse y ver desde fuera con más claridad los problemas que te puedan surgir en el día a día.

Es fundamental que tengas cubiertas las tareas administrativas y todos sus detalles, además de las finanzas, las actualizaciones en tu sitio web, el papeleo, la logística o la programación, ya que todas estas pequeñas cosas harán que tu negocio y tu vida personal sea saludable. En este caso, el tipo de negocio en sí no es lo más importante y es que ya puedes tener una web de articulos xxx, un portal de contactos o una página de venta de jamones al por mayor, que si no estás organizado será un fracaso asegurado y esto tienes que metértelo en la cabeza.

Por ejemplo, la entrega es todo lo que haces cuando tu cliente ya ha hecho y pagado el pedido y espera recibir su mercancía, pero previamente has tenido un contacto con él, le has asesorado y le has aconsejado lo mejor en base a sus características y posibilidades, de ahí la importancia de un buen marketing a la hora de vender y no siempre hay que pensar en los beneficios, lo importante es que quede satisfecho y vuelva a comprarte de nuevo.

Ser creativo es cuando uno está creando. El arte, la escritura, el vídeo, el audio, todo es importante para crear tu sello personal que será el que te identifique en un futuro y en ese sentido más vale tener paciencia y arrancar más tarde el negocio, que hacerlo con prisa y sin ningún sentido.

La parte administrativa requiere a menudo lo que suele llamarse un entorno de "trabajo". Ordenador, escritorio, archivos... Tu mente tiene que estar centrada y tienes que crear un marco lineal en tu empresa para que todo funcione como la maquinaria de un reloj automático. Por ejemplo, esto no sirve para la parte creativa porque de lo contrario no serás productivo, hay que innovar, fijarse en la competencia y pensar en lo que realmente necesita la gente, después es momento de crear. A veces te moverás a un ritmo muy lento y otras veces más rápidamente, pero la constancia es la llave del éxito y si fuera necesario renovarlo todo y empezar de cero, ¡¡¡hazlo!!!, nadie mejor que tu para observar lo que pasa a tu alrededor y mejorar cada día...